(0034) 941 241 896
Solicitar cita: (0034) 941 241 896 | info@centromedicomanzanera.com
Por favor seleccione una página para

Scratching en Fecundación In Vitro y Ovodonación

Scratching en Fecundación In Vitro y Ovodonación
28 julio, 2017 Centro Médico Manzanera

Aunque en las últimas décadas se han introducido algunas técnicas para mejorar los resultados tanto de la fecundación in vitro (FIV) como de Ovodonación, el nivel de gestaciones y recién nacidos ha aumentado, siendo en la actualidad entre el 40 y 50 %, pero todavía con mucho camino que recorrer hasta conseguir embarazos que se aproximen el 90 %.

Lo mayores progresos conseguidos tanto en FIV como Ovodonación, han sido sobre todo en la estimulación ovárica ,con preparados cada vez más eficaces y seguros, así como en el laboratorio de embriología tanto en la obtención como en la vigilancia del desarrollo de dichos embriones, lo que favorece el aumento y la eficacia de estas técnicas .

También se ha avanzado mucho para evitar el síndrome de hiperestimulación ovárica en la doble vertiente de FIV propio y Ovodonación. Sobre todo utilizando preparados farmacológicos que minimizan esta complicación, así mismo el avance importante tanto de la vitrificación de ovocitos como de embriones, pudiendo demorar la transferencia de los mismos en el ciclo que pudiera originar la hiperestimulación, sin disminuir la tasa de embarazos.

Sin embargo poco se ha avanzado, en lo que respecta a mejorar la receptividad endometrial, tanto en los receptores de embriones procedentes de Ovodonacion como de ciclos propios de FIV y por ende conseguir aumentar la mayor adherencia embrionaria al endometrio.

Para mejorar la receptividad existe una técnica denominada scratching o injuria endometrial que se define como provocar un daño intencionado del endometrio, mediante biopsia, legrado o histeroscopia que pueda incrementar el número de embarazos, realizado en el ciclo precedente de empezar bien el FIV o la Ovodonación.

Aunque esta técnica no se sabe exactamente el mecanismo de acción, se supone mejora la decidualizacion endometrial y la secreción de citoquinas, lo que induce a una mayor tasa de implantación.

Varias publicaciones que emplearon esta técnica mejoraron las tasas de recién nacidos vivos, del 29 % al 49 %. Por lo que se recomienda tenerla en consideración tanto en FIV como en Ovodonacion sobre todo cuando ha habido un fracaso previo.

Dr. Gregorio Manzanera
Ginecólogo