(0034) 941 241 896
Solicitar cita: (0034) 941 241 896 | info@centromedicomanzanera.com
Por favor seleccione una página para

Eyaculación Retrógrada

Eyaculación Retrógrada
8 febrero, 2019 Centro Médico Manzanera

EYACULACIÓN RETRÓGRADA
¿En qué consiste la eyaculación retrógrada?
Durante el orgasmo masculino, un tubo llamado conducto deferente transporta los espermatozoides hasta la próstata, donde se mezclan con otros fluidos para producir lo que se conoce como semen. Normalmente, durante la eyaculación el músculo de la entrada de la vejiga se tensa para evitar que el semen entre en la vejiga.
En el caso de la eyaculación retrógrada, este músculo no se tensa correctamente. Como resultado, el esperma entra en la vejiga en lugar de salir expulsado del cuerpo a través del pene.
Es habitual que los hombres que presentan eyaculación retrógrada expulsen un volumen de semen inferior al normal durante la eyaculación, o bien tengan “orgasmos secos” (a pesar de llegar al orgasmo no expulsan semen eyaculado del pene). Además, la orina después del orgasmo suele ser turbia por la presencia de espermatozoides.

Causas:
Cirugías (próstata, vejiga…)
Efecto secundario de algunos medicamentos
Enfermedades con afectación de los nervios (esclerosis múltiple…)

¿Cómo se trata la eyaculación retrógrada?
La eyaculación retrógrada no causa ningún daño y por eso no se necesita tratamiento en la mayoría de los casos. Sin embargo, sí representa una alteración con graves consecuencias en la fertilidad masculina.

Eyaculación retrógrada y embarazo
Resulta complicado que las parejas en las que el hombre presenta esta alteración puedan conseguir un embarazo de forma natural, ya que la mayoría o todos sus espermatozoides se encuentran en la orina.
La técnica más empleada en estos casos consiste en la recuperación de los espermatozoides de la orina. Para lo cual, tras unos días de abstinencia y tras haber consumido bicarbonato con el fin de proteger a los espermatozoides de la orina siguiendo las pautas indicadas en la clínica, el hombre debe recoger una muestra de semen, el caso que eyacule algo, así como recoger la orina después de la masturbación.
Los espermatozoides se separan de la orina y se tratan en el laboratorio para poder ser utilizados en una técnica de reproducción asistida adecuada a la concentración y movilidad espermática del paciente: Fecundación In Vitro (FIV) u Ovodonación.

María Pombar Gómez
Embrióloga
Centro Médico Manzanera