(0034) 941 241 896
Solicitar cita: (0034) 941 241 896 | info@centromedicomanzanera.com
Por favor seleccione una página para

Información importante para la mujer embarazada

Información importante para la mujer embarazada

 

Alimentación:


  • Alimentos, como la carne o el pescado, sean cocinados a la plancha, al horno, hervidos o al vapor, sobre todo si hay un aumento de peso excesivo.
  • El aumento de peso ideal es entre 9 y 13 Kgr.
  • Aumentar de forma moderada el consumo de frutas y verduras.
  • Tomar como mínimo medio litro de leche al día, o su equivalente en yogur o queso fresco.
  • Reducir el consumo de alimentos con excesiva cantidad de grasas de origen animal, tocino, mantequilla, embutidos etc.
  • Reducir el consumo de alimentos con mucho azúcar como pasteles, dulces, especialmente los prefabricados.

Alcohol, tabaco y drogas:


Debe evitar las bebidas alcohólicas y el consumo de otras drogas por ser perjudiciales para usted y, especialmente, para su hijo. Igualmente resulta nocivo el consumo de tabaco, por lo que sí es fumadora deberá dejar de fumar.

Higiene, vestido y calzado:


  • Cuide su higiene personal. Es recomendable la ducha diaria, ya que durante el embarazo aumenta la sudoración y el flujo vaginal.
  • Extreme la limpieza de la boca. Es aconsejable que se limpie los dientes después de cada comida. Se le recomienda visitar a su odontólogo para realizar una revisión y limpieza de bucal.
  • Utilice vestidos cómodos y holgados. El calzado debe ser confortable; evite tanto los zapatos con tacón alto como los excesivamente planos.
  • La faja puede atrofiar la musculatura abdominal, por lo que no es necesario su empleo, salvo en los casos en que su médico se lo aconseje.
  • Las medias y calcetines que causen compresión local de la pierna pueden favorecer el desarrollo de varices, no siendo aconsejables.

Trabajo:


Durante el embarazo puede desarrollar su trabajo habitual, siempre que no cause fatiga física o psíquica excesiva, hasta el octavo mes de gestación. A partir de este momento debe reducir la actividad física, siendo recomendable el descanso laboral en las últimas semanas de gestación.

No es aconsejable que en su trabajo maneje productos tóxicos o esté expuesta a radiaciones.

Deportes:


Durante el embarazo la mujer sana tiene una tolerancia menor al esfuerzo físico. Es conveniente realizar ejercicio moderado. Se aconseja paseo, la natación, y los ejercicios aprendidos en la educación maternal. No se recomiendan la práctica de deportes violentos, de competición o que causen fatiga.

Viajes:


Los viajes en general no están contraindicados. No es aconsejable realizar viajes a lugares con escasos servicios sanitarios. Hacia el final de la gestación deber evitar los viajes largos. No están contraindicados los viajes en avión.

Relaciones sexuales:


Si su embarazo cursa con normalidad no es necesario modificar o interrumpir sus hábitos sexuales, siempre y cuando no sean molestos para usted. Cuando el vientre comience a crecer el coito en la postura clásica puede resultar incómodo; si es así, puede adoptar posiciones que le resulten más cómodas.

Debe evitar las relaciones cuando existe hemorragia genital, amenaza de parto prematuro o rotura de la bolsa de las aguas. Se recomienda evitar el coito en las 2 o 3 últimas semanas del embarazo.

Cambios esperados en su organismo:


  • Puede sentirse más sensible y emotiva, y en ocasiones cansada y fatigada.
  • Observará una mayor pigmentación de la piel, y a veces, la aparición de estrías.
  • Las mamas aumentan de tamaño, el pezón es más sensible y puede aparecer leche antes de terminar el embarazo. No es aconsejable la manipulación del pezón.
  • Las nauseas y vómitos, sobre todo por las mañanas, son frecuentes durante los tres primeros meses del embarazo, así como el ardor de estómago en la segunda mitad. Consulte a su médico en todos los casos.
  • El estreñimiento y las hemorroides con frecuentes. Procure tomar una dieta rica en fibra, zumo y líquidos. No tome laxantes sin consultar con su médico.
  • Las varices son frecuentes sobre todo al final de la gestación. Evite las ropas ajustadas. No permanezca parada de pie durante periodos prolongados. Descanse con las piernas elevadas. Es aconsejable utilizar medias elásticas hasta la cintura.
  • Los dolores de espalda aparecen principalmente al final del embarazo, cuando la mujer gestante modifica su postura corporal por el crecimiento del feto. Procure utilizar asientos con respaldo recto, evitar cargas pesadas y utilizar un colchón duro para su descanso.
  • Durante el embarazo aumenta la necesidad y frecuencia de orinar, lo que puede obligarla a levantarse por la noche.

Prevención de las enfermedades infecciosas transmisibles al feto:


  • Tendrá precauciones en el contacto con gatos y otros animales domésticos.
  • No comerá carne ni huevos crudos o poco cocinados, ni embutidos poco curados, deberá lavarse las manos después de tocar la carne en la cocina y evitará comer verduras frescas sin lavar adecuadamente.
  • Deberá evitar el contacto con enfermos infecciosos de cualquier tipo

Preparación al parto:


Es una actividad que se propone para que la pareja pueda vivir activamente y colaborar en el embarazo y parto de su hijo. Con la información dada en los cursos se intenta disminuir el miedo al parto, explicar el desarrollo del embarazo, el parto y los métodos de asistencia, así como la atención al recién nacido, por otra parte se enseña la forma práctica de relajarse y realizar las respiración adecuada en cada momento del parto, para ayudar a su evolución y disminuir el dolor.

Cuando debe acudir a la consulta:


Además de las consultas periódicas recomendadas debe poner en conocimiento de su médico cualquier anomalía especialmente:

  • Vómitos intensos y persistentes.
  • Diarrea.
  • Dolor al orinar.
  • Dolor de cabeza no habitual.
  • Hinchazón en lugares diferentes a los pies y tobillos , o si éstos no desaparecen con el reposo nocturno.

Cuando debe acudir a la clínica o al hospital:


  • Hemorragia por los genitales.
  • Pérdida de líquido por los genitales.
  • Dolor abdominal intenso.
  • Contracciones uterinas intensas.
  • Fiebre elevada.
  • Dolor de cabeza intenso.

Cuando debe sospechar que comienza el parto:


  • Contracciones uterinas rítmicas, progresivamente más intensas y con más frecuencia de al menos 2 en 10 minutos.
  • Pérdida de liquido por la vagina (sospecha de rotura de la bolsa de las aguas).
  • Pérdida de sangre por la vagina.